LATAM

buscar

Consuelos y Mordedores

Una de las principales tareas de toda madre de un bebé es mantenerlo calmado. Los bebés tienen la necesidad natural de succionar. Es su instinto para alimentarse. Pero esta necesidad continúa incluso cuando están llenos, lo cual lleva a llantos. Un consuelo es la solución perfecta. Va a calmar al bebé entre las comidas y lo ayudará a relajarse. Es muy importante tener consuelos que sean diseñados para cada etapa del bebé. Por ejemplo, el consuelo de un recién nacido debe ser muy suave, como el pezón de una madre, y debe ser redondo. Mientras que el consuelo de un bebé más grande debe prepararlo para hablar, a respirar por la nariz y a prepararlo para dejar el consuelo.